Efectivos del Ejército realizaron tareas de mantenimiento en el refugio más austral de la Antártida

Una dotación del Ejército Argentino, dependiente del Ministerio de Defensa, realizó tareas de mantenimiento y exploró las vías de acceso al refugio argentino Roque Cisterna, el más austral que posee la argentina en la Antártida.


Efectivos del Ejército realizaron tareas de mantenimiento en el refugio más austral de la Antártida
Efectivos del Ejército realizaron tareas de mantenimiento en el refugio más austral de la Antártida

Las tareas fueron relizadas por personal de la Base Antártica Belgrano II en ese refugio emplazado en el año 1976 con el objetivo de reconocer los caminos que conducen al refugio y realizar las tareas de mantenimiento para conservarlo en condiciones.

A tal fin, dos patrullas argentinas partieron hacia allí para desarrollar la misión La misión se desarrolló con temperaturas de -15º C y una sensación térmica de -25º C.

En una primera etapa, cinco hombres marcharon por Bahía Vahsel, que se encuentra totalmente congelada, para reconocer y jalonar el camino de marcha, localizar y marcar grietas, llevar un registro de las condiciones meteorológicas, comprobar equipos de comunicaciones y realizar las tareas de mantenimiento necesarias para poder pasar la noche.

Luego, en una segunda etapa, otra patrulla motorizada, compuesta por seis hombres y tres motos de nieve, partió con destino al refugio para efectuar tareas de mantenimiento relevadas con la patrulla anterior: una reparación interna general, tensado de riendas y recambio de víveres.