El Rompehielos Almirante Irízar homenajeó al remolcador Guaraní a 59 años de su hundimiento

El rompehielos ARA Almirante Irízar rindió homenaje al remolcador Guaraní al cumplirse el 59º aniversario de su hundimiento, en el marco de su travesía por aguas heladas para alistarse con el fin de participar de las futuras campañas antárticas organizadas por el Ministerio de Defensa.


El Rompehielos Almirante Irízar homenajeó al remolcador Guaraní a 59 años de su hundimiento
El Rompehielos Almirante Irízar homenajeó al remolcador Guaraní a 59 años de su hundimiento

La conmemoración se llevó a cabo en el alero de babor del rompehielos y participaron el comandante del buque, capitán de fragata Maximiliano Mangiaterra, y la Guardia de Honor que homenajeó al Guaraní al cruzar el Pasaje Drake, lugar donde se hundió en 1958.

El remolcador había acudido allí para apoyar a un avión naval que prestaba auxilio en un destacamento en la Antártida y a raíz de un fuerte temporal en las inmediaciones de isla Nueva se hundió y toda su tripulación falleció.

Tras el homenaje, el Almirante Irízar prosiguió con sus pruebas de mar y de hielo, las últimas antes de volver a operar tras diez años de inactividad.
El rompehielos realiza sus prácticas por bordes y packs de hielo con el objetivo de probar su comportamiento y capacidades, de cara a obtener la certificación final antes de ser entregado a la fuerza naval antártica de la Armada Argentina.

Tras el proceso de reconstrucción y modernización al que fue sometido luego del incendio que sufrió en 2007, el Almirante Irízar se convirtió en un rompehielos único en el hemisferio sur, ya que incorporó tecnología de última generación, duplicó su capacidad de transporte de GOA (Gas Oil Antártico) e incrementó en un 600 por ciento el espacio dedicado específicamente a la investigación científica.