La SIGEN destacó los cambios implementados en el IAF durante la actual gestión del Ministerio de Defensa

La Sindicatura General de la Nación (SIGEN) destacó los cambios impulsados por las nuevas autoridades del Instituto de Ayuda Financiera para el Pago de Retiros y Pensiones Militares (IAF) bajo la actual gestión del Ministerio de Defensa, que conduce Julio Martínez.


La SIGEN destacó los cambios implementados en el IAF durante la actual gestión del Ministerio de Defensa
La SIGEN destacó los cambios implementados en el IAF durante la actual gestión del Ministerio de Defensa

En un informe, en el que analizó las políticas de inversión implementadas por el IAF entre diciembre de 2014 y junio de 2016, los auditores destacaron los cambios impulsados por la nueva gestión a cargo del presidente Fabián Rogel, particularmente en la optimización del manejo financiero de los fondos.

Tras analizar una extensa documentación, los responsables de la auditoria destacaron el cambio de paradigma experimentado por la actual conducción designada por el ministro Martínez, que incluye, entre otras cosas, la decisión de que el IAF comience a operar con distintas entidades financieras públicas para obtener las mejores tasas posibles en los depósitos a plazo fijo, tal como marca la ley.

Hasta 2015, el instituto sólo operaba con el Banco de la Nación Argentina (BNA), que ofrecía un rendimiento "por debajo de sus propias tasas de mercado". En la actualidad, en tanto, se están habilitando operaciones con todos los bancos oficiales autorizados por las normas del organismo.

Otro de los cambios destacados por la SIGEN es que el IAF canceló en mayo último la suscripción a una Letra del Tesoro en Pesos (LETEs) por un monto de VN 300 millones, que había sido tomada por la gestión anterior y que las actuales autoridades no consideraron una buena inversión.

En ese orden, el Instituto aprovechó las altas tasas ofrecidas por las Letras del Banco Central (LEBAC), que a inicios de este año llegaron al 38% en un plazo de 35 días.

La SIGEN también hizo hincapié en las tareas llevadas adelante para adquirir un nuevo sistema de gestión de inversión y riesgos financieros con el objetivo de mejorar la administración de su propia cartera y destacó la evolución favorable de los recursos propios, que pasaron de niveles del 20% promedio al 46% en la actual gestión.

Finalmente, los auditores identificaron mejoras en la política de inversiones, puntualmente en la realización de diversas operaciones para optimizar la cartera de inversiones, no sólo en el rendimiento sino también en el horizonte temporal.