El Ministerio de Defensa fue postulado para integrar el Programa Memoria del Mundo de la UNESCO mediante la incorporación de las Actas de la última dictadura cívico militar que tiene bajo custodia

El Ministerio de Defensa, que conduce Julio Martínez, fue postulado por la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (UNESCO) para formar parte del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO, a través de la incorporación de las Actas de la Junta Militar, pertenecientes a la última dictadura cívico militar de nuestro país, que tiene bajo custodia.


El Ministerio de Defensa fue postulado para integrar el Programa Memoria del Mundo de la UNESCO mediante la incorporación de las Actas de la última dictadura cívico militar que tiene bajo custodia
El Ministerio de Defensa fue postulado para integrar el Programa Memoria del Mundo de la UNESCO mediante la incorporación de las Actas de la última dictadura cívico militar que tiene bajo custodia

Las Actas fueron halladas en el año 2013 en el subsuelo del Edificio Cóndor, sede central de la Fuerza Aérea Argentina.

La incorporación de esta documentación original dentro del Registro Memoria del Mundo de América Latina y el Caribe, del mencionado programa, se enmarca en el reconocimiento de su significado para la memoria colectiva en la región y representa un paso más en la preservación de la historia argentina.

Estas Actas -que se encuentran bajo custodia de la Dirección Nacional de Derechos Humanos y Derechos Internacional Humanitario del Ministerio de Defensa- son de suma importancia por su valor jurídico y porque pueden conducir al hallazgo de otros datos que permitan esclarecer y conocer en profundidad los hechos sucedidos en el período comprendido entre los años 1976 y 1983.

El Programa Memoria del Mundo de la UNESCO promueve la preservación y el acceso al patrimonio documental por su importancia a nivel nacional y regional.

Asimismo propone, entre otros objetivos, lograr la concientización en los estados miembros de su herencia documental, asegurando su preservación a través de los medios más apropiados y facilitando su acceso universal.

La incorporación del Ministerio de Defensa a esta iniciativa se suma a las acciones ya emprendidas por la cartera para la difusión de este valioso material, que no sólo fue puesto al servicio de la Justicia, sino también al de todo el público como un ejercicio de memoria.