En tiempo récord el Ministerio de Defensa modernizó el Hércules TC-61 de la Fuerza Aérea


En tiempo récord el Ministerio de Defensa modernizó el Hércules TC-61 de la Fuerza Aérea
En tiempo récord el Ministerio de Defensa modernizó el Hércules TC-61 de la Fuerza Aérea

El Ministerio de Defensa, que conduce Julio Martínez, a través de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), culminó ayer con éxito las tareas de mantenimiento, modernización y digitalización integral de un Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, dotándolo de equipamiento de última generación y clase mundial, que le permitirá desarrollar tareas de carga, transporte y abastecimiento bajo condiciones extremas y acordes a los estándares globales de la actividad.

El trabajo implicó la intervención directa e indirecta de más de 150 técnicos e ingenieros de FAdeA y se utilizaron procesos desarrollados por esta empresa nacional, que permitieron cumplir con las tareas en 10 meses, lo que implicó una reducción de casi el 50 por ciento del tiempo que demandó la modernización de un avión similar, realizado en Estados Unidos entre 2014 y 2016.

Los protocolos del programa requieren de una serie de vuelos de verificación funcional -el primero de ellos realizado exitosamente en el día de ayer por pilotos de la Fuerza Aérea- que permiten generar los reportes de evaluación de las tareas realizadas y el registro de novedades.

"Al asumir nuestra gestión en abril, encontramos un gran desafío por delante, ya que lograr en tiempo y forma la entrega prevista para el 22 de diciembre resultaba muy difícil en dicho momento. Nos pusimos como objetivo lograrlo y esto implicó un gran esfuerzo" remarcó Ercole Felippa, presidente de la compañía. "Para nuestra fábrica – agregó- es un orgullo y un hito haber realizado este proceso en forma satisfactoria, ya que ratifica el potencial de FAdeA y la alta calificación de nuestros equipos técnicos. Estos trabajos, con esta calidad y tiempos, son posibles en pocos lugares del mundo; es por este motivo que recibimos múltiples reconocimientos por parte de L3".

"Esto sin dudas nos posiciona en el mercado aeronáutico internacional y nos ubica en la mira de potenciales clientes que necesiten realizar tareas de mantenimiento de aviones de gran porte", enfatizó.

Cabe remarcar que el Hércules C130 TC-61, construido por Lockheed Martin, ahora cuenta con la más moderna tecnología y es la segunda aeronave de la flota de la Fuerza Aérea que se actualiza. La primera de ellas, se entregó en abril de este año y fue modernizada en los Estados Unidos por la empresa L3 quien acompañó en el proceso de modernización de esta segunda aeronave. En aquella oportunidad, los trabajos demandaron 18 meses de labor, dado que incluyó la formación de los técnicos argentinos que participaron en la modernización del Hércules que despegó ayer.

La Fuera Aérea cuenta con una flota de cinco de estas aeronaves. Durante los próximos años FAdeA modernizará las tres restantes, extendiendo la vida útil de la flota por los próximos 20 años.