Los Cascos Azules argentinos hicieron un simulacro de accidente con un helicóptero para una evaluación de respuesta ante emergencias en Chipre

El Ministerio de Defensa, que conduce Julio Martínez, informa que los cascos azules argentinos que participan de la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre (UNFICYP) realizaron un ejercicio de simulacro de accidente con un helicóptero, en el marco de una evaluación de las autoridades de la misión de paz en ese país.


Los Cascos Azules argentinos hicieron un simulacro de accidente con un helicóptero para una evaluación de respuesta ante emergencias en Chipre
Los Cascos Azules argentinos hicieron un simulacro de accidente con un helicóptero para una evaluación de respuesta ante emergencias en Chipre

El simulacro estuvo a cargo del personal de la Fuerza de Tarea Argentina 48 y se desarrolló dentro de la Zona de Amortiguación, cerca de un puesto de observación de Naciones Unidas.
El ejercicio fue inspeccionado por el comandante de la Fuerza de UNFICYP, mayor general Mohammad Humayun Kabir; el oficial de Entrenamiento, teniente coronel César Fragni, y el jefe de Comunicaciones, capitán de fragata Leonardo Maugere Di Marco.

El escenario simulado consistió en la caída de un helicóptero en un lugar desconocido, situación ante la cual las patrullas de Naciones Unidas pertenecientes al Sector de Responsabilidad Argentino debieron llevar adelante una búsqueda exhaustiva de la aeronave accidentada.

Minutos más tarde, un móvil de la Base de Patrulla 32 (PB 32) detectó el siniestro y se hicieron presentes las ambulancias de los Campos San Martín y Roca.

A su vez, arribó al helipuerto un helicóptero Bell de la Unidad Aérea de la Misión (UNFLIGHT), con personal de sanidad.

Dentro del simulacro, se plantearon distintas situaciones a resolver: varios heridos graves, algunos leves y un granjero fallecido, al tiempo que debía intervenirse ante una supuesta protesta poblacional.

El jefe de la Fuerza de Tarea Argentina, teniente coronel Luis Pablo Guimpel, recibió a los evaluadores en la zona del ejercicio, que concluyó con la exposición de los procedimientos aplicados durante el ejercicio y con una crítica final en el lugar del hecho.