Un buque de la Armada Argentina rescató a un velero belga con un único tripulante declarado en emergencia en las aguas del Canal de Beagle

El Ministerio de Defensa, que conduce Julio Martínez, informa que un buque de la Armada Argentina rescató de las aguas del Canal de Beagle a un velero de bandera belga con un único tripulante que se había declarado en emergencia.


Un buque de la Armada Argentina rescató a un velero belga con un único tripulante declarado en emergencia en las aguas del Canal de Beagle
Un buque de la Armada Argentina rescató a un velero belga con un único tripulante declarado en emergencia en las aguas del Canal de Beagle

La operación de rescate estuvo a cargo del buque ARA Teniente Olivieri, dependiente del Comando de la Flota de Mar, que ejercía tareas de Vigilancia y Control de los espacios marítimos de interés cuando recibió el alerta.

La señal de alama fue transmitida a partir del accionamiento de la radiobaliza de emergencia perteneciente al velero al Centro Coordinador de Búsqueda y Rescate (MRCC) de Ostend (Bélgica), desde donde se solicitó apoyo al MRCC Ushuaia, con asiento en el Comando del Área Naval Austral.
El aviso ARA Teniente Olivieri zarpó hacia la zona de Bahía Aguirre, en el extremo sudeste de la Península Mitre, provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, donde se había registrado por última vez la coordenada geográfica de la radio señal del buque belga.

En virtud de las condiciones meteorológicas adversas reinantes en la zona y con el apoyo de embarcaciones menores, el personal del aviso realizó una búsqueda en espiral y finalmente halló el velero con su tripulante, Alex Van Cauwenbergh, en proximidades de Puerto Español.

Luego de ser revisado por el enfermero de la unidad, se verificó que el tripulante se encontraba en perfecto estado de salud, mientras que la embarcación presentaba daños en el velamen, en la superestructura y la pérdida del ancla, producidos por el temporal que afectó a la embarcación.

El tripulante fue embarcado a bordo del Teniente Olivieri, que lo trasladó hasta Ushuaia y el personal del Comando de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada hizo las coordinaciones con la guardia de Cancillería para comunicarse con la Embajada de Bélgica dada la nacionalidad del tripulante.