El rompehielos Almirante Irízar regresó a Tandanor para continuar con el proceso de verificación de sistemas y equipos

El Ministerio de Defensa, que conduce Oscar Aguad, informa que el rompehielos ARA Almirante Irízar se encuentra amarrado en el astillero Tandanor, donde los técnicos verificarán los sistemas y equipos que luego le permitirán realizar las pruebas de mar y de hielo.


El rompehielos Almirante Irízar regresó  a Tandanor para continuar con el proceso de verificación de sistemas y equipos
El rompehielos Almirante Irízar regresó a Tandanor para continuar con el proceso de verificación de sistemas y equipos

"Es satisfactoria la respuesta del buque", aseguró su comandante, capitán de fragata Maximiliano Mangiaterra, quien destacó que el rompehielos "demuestra día a día que los sistemas se van equilibrando a su performance de trabajo y están alcanzando su funcionalidad para que el buque entre en servicio en muy poco tiempo".

El Irízar arribó a Tandanor luego de permanecer un mes en el Arsenal Naval Puerto Belgrano, donde completó el carenado, cumplimentando parte del programa para ponerlo en servicio.

En uno de los diques de carena se le realizaron mediciones que se cumplen cada 24 meses –establecidas por la reglamentación de la Armada–, al tiempo que se trabajó en el mantenimiento general del casco, el recorrido de válvulas de casco, las mediciones en la línea de eje y timón y el sistema de burbujeo que se emplea para romper el hielo.

Por su parte, en Tandanor proseguirán las comprobaciones para, en cuatro semanas aproximadamente, se efectúen las pruebas de mar, que son pruebas de performance del buque en las que se exige al máximo el rendimiento de cada uno de los sistemas.